El Blog de Hana

La falta de equilibrio emocional: mente y cuerpo

Nuestro día a día es tan agitado que podría generar una falta de armonía y una baja autoestima. Y para que no te perjudique necesitarás conseguir el equilibrio emocional. Éste se encuentra muy estrechamente relacionado con tus tareas laborales, deportivas, escolares, sociales, etc. Así que, es necesario aplicar buenos hábitos para alcanzar este equilibrio emocional.

Definición de equilibrio emocional

El equilibrio emocional es la estabilidad, es sinónimo de bienestar. Es el estado de relax y armonía, el de encuentro con uno mismo, de manejar emociones y sentimientos, conocerse a sí mismo. Para llegar a esa armonía necesitamos una conexión entre la parte interna y externa (nuestro mundo exterior).

Cómo trabajar el equilibrio emocional

Para conseguir el equilibrio emocional es necesario el autoconocimiento, conocerse a consciencia. Saber definirte, no tener miedo a exponerte y tolerar la incertidumbre, no es sencillo. Lleva un tiempo y una práctica diaria, pero si lo consigues será una de las mejores experiencias que habrás tenido.

Tras el autoconocimiento llega el control y la regulación. Las emociones son de gran valor, nos informan sobre lo que sucede a nuestro alrededor y lo que nosotros experimentamos desde dentro. Las emociones nos enseñan, nos protegen, nos acogen y dan la fuerza que necesitamos. El control y la regulación de las emociones requiere voluntad y trabajo, pero con ello serás capaz de identificar y saber cuándo puedes decidir qué hacer y cómo hacerlo.

El siguiente paso es la automotivación. Cuando eres capaz de enfocar tus esfuerzos a lograr cada día aquello que quieres y te hace feliz. Necesitarás ingredientes como el optimismo, la toma de decisiones, iniciativa, afán de triunfo y compromiso. Si diriges todos tus esfuerzos (que sabemos que no es fácil), lograrás ser tenaz, apoyarte en tus emociones y confiarás en ti misma. Y si adquieres la capacidad de permanecer en este estado, estarás cada día más cerca de lograr tu equilibrio emocional.

Es cierto que a veces parece que debemos ser el mejor trabajador o la mejor trabajadora, la mejor madre o el mejor padre, la mejor hija o el mejor hijo,…y esto nos aleja de nuestra propia identidad y esencia. Nos va desgastando incluso nuestro equilibrio emocional. Deberíamos encontrar la calma, la famosa paz interior. Debemos encontrar este punto de equilibrio emocional para poder ser realmente felices, y sentirnos más libres.

Cómo conseguir el equilibrio emocional

Si quieres saber cómo alcanzar el equilibrio emocional, entre cuerpo y mente. A continuación te damos algunos consejos que te pueden ayudar a alcanzar el objetivo:

  • Cuidar tu bienestar. Cuídate. Si no pones de tu parte, nadie podrá hacerlo por ti. Es necesario cuidar tu cuerpo para conseguir alcanzar el bienestar emocional. Es fundamental practicar ejercicio de manera regular y seguir una buena alimentación, ya que influye de un modo directo en tu equilibrio emocional.
  • Descansar. La falta de descanso puede afectar a tu equilibrio emocional. Así que si te preguntas “cómo conseguir el equilibrio emocional”, empieza por descansar, para tu mente y tu cuerpo es muy necesario. Es necesario para su funcionamiento. ¿Sabes qué puedes hacer y que es durante poco rato? Meditar. ¡Hazlo durante tan sólo 5 minutos! Piensa sobre las cosas que te hacen feliz.
  • Decidir por ti mismo. Debes desarrollar tu capacidad de decisión. Si te dejas llevar y no eres capaz de ir tomando decisiones tu autoestima se fragmentará, y tus emociones y tus valores.
  • Valorar lo que tienes. No importa si tienes pocos o muchos bienes, valora cuán gratificante es tener lo que tienes. Y las personas de tu alrededor, ¡qué importantes son! Identifica y reconoce a las personas que influyen de un modo positivo en tu vida, y aleja de tu vida a las personas que te traen problemas y te traten mal.
  • Tu mente es tu mejor aliada. Otra manera para alcanzar el equilibrio emocional podría ser, entre las otras opciones que vamos explicando, mantener una mente en calma. Te aportará el triunfo sobre tus enemigos. Debes alejarte de las dudas, el miedo, y del ritmo de vida acelerado para tener un equilibrio emocional. Encuentra momentos para ti a lo largo de tu día. La meditación, el relax y el silencio, y atender a tus propias necesidades y pensamientos durante un rato al día fomentará una mente equilibrada.
  • Vivir nuevas situaciones y practicar cosas nuevas. Hacer cosas nuevas provocará en tu cerebro un grado de satisfacción. Ponte un nuevo reto personal o profesional, planifica tu tiempo de ocio y lucha por tus sueños. ¡Verás cómo tu mente lo agradecerá! Y… sobre todo, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, tampoco las decisiones, ya que te pueden desequilibrar.
  • Compartir buenos momentos con las personas que quieres. Tu entorno es el sustento del bienestar y quién te ayuda en cuanto lo necesitas. Si estás pasando por un mal día o una mala época descárgalo haciendo deporte o algo que te relaje, como tocar un instrumento, pero nunca descargues mala energía en las personas que te quieren y rodean.
  • Expresarte. Si estás triste, preocupado o triste por alguna situación compártelo con una persona de confianza para poder mantener tu equilibrio emocional.
  • Practicar deporte. Otro modo sobre cómo conseguir el equilibrio emocional sería liberar endorfinas en tu cerebro, son las responsables del buen estado de ánimo. Con tan sólo practicar ejercicio durante 20 minutos al día ya es suficiente. Puedes caminar, ir en bici,… Y si puedes hacer yoga, te será útil para el autoconocimiento y el equilibrio emocional, verás recompensada tu paz interior.
  • Seguir una dieta equilibrada. Una buena dieta influirá positivamente en tu estado de ánimo y tu energía.
  • Si vives rodeado de naturaleza, es un regalo para tu cuerpo y tu mente. Y si vives en una ciudad, no te preocupes, intenta hacer excursiones a la playa o la montaña. Vivir en una gran población puede llevar a un ritmo de vida acelerado y causar fatiga emocional, así que puedes alejarte y ver cómo conseguir el equilibrio emocional es posible gracias a esta buena sintonía que te ofrece la naturaleza entre el mundo interior y el exterior.
  • No sientas que estás por debajo de tus preocupaciones. Debes mantener una sensación de control sobre tu realidad. Si te sitúas por debajo te dejarás arrastrar por el problema. Recuerda que tú puedes mantener tu propio control, y nadie puede pisarte.
  • Estar atento a tus propias palabras. Puede ser difícil, ya que discutir es parte de la vida pero sé consciente de cómo lo haces. Si estás alterado, antes de hablar, mejor que te des un respiro. Y recuerda siempre no hacer a los demás lo que no quisieras que te hicieran a ti.
  • Practicar la gratitud y la compasión. ¡Qué fácil parece, pero qué difícil es! Aunque vivas una situación difícil en tu vida, siempre puedes estar agradecido. Esto no significa que no haya que luchar para vivir mejor, sino que debemos considerar lo que tenemos y dar gracias, seguro que tenemos muchos motivos de alegría. ¡Así que a vivir la vida del mejor modo mental y físico posible!
  • Aceptar la adversidad. Si asumes esa parte oscura, te permitirá ser más realista y mantener una mente más tranquila.
  • Tener objetivos y proyectos en tu vida. Debes tener uno o varios propósitos determinados. Ten tus propios valores y tus principios. Si tienes un objetivo, que nada ni nadie te intente detener. Si lo tienes claro, te aportará equilibrio emocional.
  • Quiérete a ti mismo. Y quiérete mucho. Esto te ayudará a ser flexible frente a un cambio importante, a resolver conflictos y tensiones, y mantener el equilibrio emocional.

Aplica estos hábitos en tu día a día y verás cómo conseguir el equilibrio emocional es posible. Recuerda que todo depende de ti. Si tu cuerpo y tu mente van de la mano construirás un ambiente propicio para mantener el equilibrio emocional. Es decir, se producirá un balance emocional y mental, de modo que te hará más fuerte. La actitud con la que afrontes la vida determinará tu equilibrio emocional.

Tal vez te podría interesar

Entradas Recientes

Ver todos